Recoleccion del mejillon

La recolección que antaño se realizaba totalmente de forma manual, actualmente se ve facilitada por el empleo en los buques de apoyo de modernas grúas y máquinas procesadoras. Las gruas levantan las cuerdas donde el mejillón ya maduro está preparado para su recolección. Se procede a su limpieza y clasificación y posteriormente se transporta al muelle donde es cargado en los camiones para ser enviado a la depuradora. Para el proceso de depuración se requiere: la toma de agua que procede directamente del mar, la cual a través de una sala de bombeo es llevada a la sala de esterilización, donde mediante un sistema mezclador y decantador se produce la sedimentación de las partículas en suspensión, pasando ya al proceso de esterilización en sí, en el que se suele utilizar la cloración, a continuación el agua es conducida por un sistema de cascada para su oxigenación y decloración, de esta forma ya está lista para ser conducida a las piscinas de depuración donde el mejillón debe estar un tiempo de 48 horas pasando posteriormente por un clasificador para su envasado y posterior comercialización, siendo necesario un transporte isotérmico.